Bibiana, la eterna optimista

Soy Bibiana, del país de la Tramuntana, de la tierra de Dalí.

Así se presenta, con mucho ánimo, un poco poética y entusiasmada por ésta, su primera entrevista. Vamos a conocerla!

Tengo dos hijos, Nil y Pol. El primero me hizo mamá hace cuatro años, un año y un día después de casarme con su papá Joan. El segundo, me ha hecho bi-mamá (bi por dos, no por biónica ;)) hace tres meses. Es lo mejor que he hecho en mi vida, soy mamá por vocación y devoción.

Cuando “conocí” a Bibiana, me contagió de su buena vibra. Esa energía la transmite en todo lo que hace y dice. Es su estilo de vida y es algo muy bonito de conocer e imitar. Curiosamente, ser feliz no es fácil, pero comparte con nosotras que su mayor logro en esta vida y su razón de ser plenamente feliz es tener a sus dos hijos, algo que la ha realizado por completo.

Tengo 34 años, no tengo arrugas ni canas aún… por lo que sigo viéndome a mi misma como una jovencita con mil proyectos por delante y sin ninguna prisa por hacerlos. La paciencia y la perseverancia, mis grandes virtudes; mis defectos, demasiados. Soy una buena persona, de esto estoy segura. Soy extremadamente autoexigente y perfeccionista, pero he venido al mundo a disfrutar de los pequeños placeres, de lo bonito. Mi estado natural, ser feliz e intentar contagiarlo a quién me rodea.

Me siento un poco identificada con su estilo ya que Bibiana es multifacética. Se licenció en Historia del Arte, pretende cursar un doctorado que aunque ya está matriculada, no lo empieza. Empezó la carrera de psicología pero no le gustó, ha hecho cursos de fotografía. Le gusta el diseño y la decoración… de hecho, Bibiana es dueña de babylullaby, pues además, le encanta todo lo que tiene que ver con decoración infantil.

Recientemente he descubierto que durmiendo poco se pueden hacer más cosas, así que cuando mis chicos están en la cama yo me dedico a leer sobre tendencias en decoración, a buscar nuevos productos, a hacer de webmaster, de publicista, de fotógrafa… a hacer lavadoras, sacar el polvo… vamos, lo que hacemos todas más o menos, jejeje.

Para ella el inicio de un proyecto siempre da miedo, y lo compara como lanzarse a una piscina, entre una sensación de alegría contenida y aguantarse la respiración. Confiesa que los miedos residen en la posibilidad de ver a su familia afectada por la dedicación que este tipo de negocios conllevan, pero admite que lo maneja bastante bien y que le proporciona más alegrías que disgustos. Su meta en este proyecto es ser feliz con todo lo que conlleva.

 Me gusta mucho lo que hago, disfruto con ello, y lo que más ansiedad me provoca es la falta de tiempo para poder presentar novedades e ideas que tengo en plena ebullición.  Si un día me supone una obligación o me disgusta dirigir mi locura, cierro por vacaciones, lo tengo claro.

Busca y encuentra inspiración en todo y le gusta mucho trabajar sobre sus ideas y buscarles algún sentido, pero además dice valorar mucho a la gente capaz de inventar y crear cosas diferentes, a la gente que sabe hacer cosas.

Como mencioné anteriormente, Bibiana se montó una tienda onlina porque le gustan las cosas bonitas,  la decoración, y le apasiona todo lo que rodea el mundo infantil. Pero también cuenta con el apoyo de su pareja. Y lo bonito que hacen juntos, además de los hijos, es ver los resultados que auguran ser muy exitosos. Y casi como contando una broma, Bibiana nos cuenta las ideas locas que los impulsa a trabajar juntos para sacar adelante a su familia.

Con mi pareja siempre hemos tomado las decisiones más importantes en los momentos menos idóneos, es como nuestro leitmotiv. Que estamos a punto de tener a nuestro segundo hijo? Pues qué mejor momento que éste para emprender, ahora que estaremos tan tranquilos y ociosos…jejeje. En pleno puerperio me puse a buscar información sobre cómo crear mi propia web, fórmulas de e-commerce que empiezan a despuntar (como es el dropshipping) y que no exigen de una inversión inicial elevada, hicimos números y valoramos, sobre todo, si era algo compatible con seguir atendiendo a los peques como necesitan (y necesito). Después fui dando contenido a lo que quería ofrecer al cliente: cosas bonitas a precios lo más ajustados posibles.

Pienso que realmente es necesario tener más tiendas como la suya, pues a veces hay cosas muy bonitas a las que no todas podemos acceder. Y lo que me gusta de Bibiana es su estilo y posición, pues para ella es muy importante el factor calidad – precio ya que dice ser una acérrima defensora de que el diseño, el estilo, el arte incluso, debe estar al alcance de todo el mundo.

El nombre de nuestra marca es un pequeño homenaje a un momento único que tengo con mi hijo mayor cada noche cuando le acuesto: le canto El nen és petit (El niño es pequeño), mi versión particular de la nana La mare. Lullaby significa canción de cuna en inglés, y me parece una palabra muy adecuada para dar nombre a mi proyecto, tanto por su significado como por su sonoridad tan agradable como lo que quiero ofrecer.

Para Bibiana, ser una mamá emprendedora es simplemente una locura, o como ella lo define: Una loca autorrealización. Ciertamente ha tomado este camino pensando en sus hijos, y a pesar de toda la locura, ella espera que al tener una madre atareada pero tremendamente motivada, repercuta positivamente en ellos. Y cómo no con una mamá así!

Mi proyecto más inmediato es llenar la tienda de productos handmade hechos por mujeres de nuestro país, cosas de diseño, modernas, tremendamente estéticas. Busco a gente que haga bien su trabajo y les propongo si quieren hacernos lo que queremos vender. Tenemos en el horno muchas cosas que están tomando forma, estamos muy ilusionados con este desafío.

  Así que entre cambios de pañales, atender la casa y contestar correos Bibiana cumple con su vida de madre emprendedora, madre y mujer realizada, luchando por que los sueños se cumplan pero siempre viviendo en el presente, el aquí y el ahora.

Soy de natural muy optimista, y todo en la vida es experiencia y aprendizaje. Esta tienda en mi sueño? Es el comienzo de uno de ellos, tengo muchos más  por cumplir aún.

Desde su perspectiva de madre emprendedora, Bibiana nos brinda un pequeño consejo.

Si te decides a emprender hay que tener claro que debe ser en algo que realmente te apasione. El ganar dinero con ello es como una lotería, no todos los que tienen excelentes ideas, que hacen las cosas estupendamente, tienen suerte. Hay que enriquecerse de otro modo, con satisfacciones y alegrías, e intentar que la cosa cuaje y puedas llegar a vivir de ello.

Excelente energía positiva que se transforman en palabras inspiradoras para todas las que leen esta historia.

Gracias por compartir tu experiencia!

Anuncios

2 thoughts on “Bibiana, la eterna optimista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s