Mi madre vs. Mi suegra

Y yo digo… ¡mi madre!

Y es que solo puedo pensar en la grandiosa mujer que ella es, en la mujer y madre que me ha ayudado a ser y en la hermosa y loca abuela que es para mi hijo.

¡Cómo no extrañarla! Y es que la extraño, extraño que siempre esté dispuesta a ayudarme, a darme ideas para que yo salga adelante, pero sobre todo a darme consejos de buena madre para mi matrimonio, para aplicar con mi hijo, y cada día que paso lejos de ella lo valoro más. Agradezco que la única distancia que nos separe sea la física porque si no fuera por la tecnología de hoy seguramente estaría en depresión por mamitis crónica.

Sí, mi elección puede parecer de lo más sesgado pero es que sin darle muchas vueltas yo elijo a mi madre simplemente porque me ha criado, me ha contagiado su risa y su sonrisa, nos parecemos mucho físicamente y venimos de una familia muy amorosa. Con mi suegra es un poco otra historia y ciertamente su historia es muy triste pero por más que he intentado ser empática con ella simplemente me siento desconectada.

Por eso, sólo puedo hablar de lo que conozco, y a mi familia sí que la conozco. A mi mamá la crio una gran mujer, una luchadora hasta el final. Mi abuelita podía organizar a toda la familia desde su mecedora. Era el pilar de nuestra familia, la consejera, la que siempre estaba presente en las buenas y en las malas. Siempre recuerdo cuando tuve un accidente de tránsito en 2004 y en uno de mis despertares en intensivos estaba mi abuela parada masajeándome los pies, esperando a que me despierte y decirme “si puedes mover los pies todo está bien” mientras yo no paraba de llorar y ella sin una sola lágrima en su rostro dándole a su nieta ánimos para salir adelante. ¡Eras grande Raquelita! Y así, infinidad de recuerdos se me vienen a la mente. Lo bueno es que siempre están presentes sin importar la distancia.

Mi suegra no es de tener vínculos estrechos con sus familiares, casi nunca se ven ni se visitan, y creo que recordar que me ha dicho que no era tan apegada ni con su madre. Es más reservada sobre sus asuntos y solo pide ayuda cuando es justo y necesario. Pero bueno, todas las familias son diferentes y tienen sus costumbres particulares. Sobre todo, NO SON COMO MI FAMILIA. Aun así puedo apreciarla y mucho, sin duda alguna es una mujer luchadora, trabajadora, que siempre trata de complacer a todos – y me incluyo. A ella le agradezco mucho porque sin su apoyo mi vida aquí hubiera sido un poco más complicada.

Soy lo suficientemente madura para resaltar las cualidades de mi suegra, pero como dicen por ahí: Madre es madre y como la mía ninguna.

Y para ustedes, ¿quién es mejor, su madre o su suegra?

Anuncios

2 thoughts on “Mi madre vs. Mi suegra

  1. Tú suegra se parece a mí! Y ser así, poco efusivas, aunque sea diferente significa que igual en el fondo de su ser quiere mucho a su familia aunq no lo demuestre siempre. Tu prima q te quiere y te extraña.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s